Skip to main content

#06 OBSTRUCCIÓN DE LAS BOQUILLAS DE INYECCIÓN DURANTE LA APLICACIÓN DE GRANILLA POR MEDIO DE SISTEMAS HÚMEDOS

1. Suspensiones de granilla 

Las suspensiones de granilla aplicadas mediante sistemas de inyección suelen prepararse en el área de esmaltado. Los tres ingredientes principales de la suspensión se echan dentro de depósitos provistos de agitadores.

 

  1. GRANILLA
  2. AGUA
  3. COLAS

 

La proporción de cada componente debe cumplir una fórmula determinada (que varía según la producción) para alcanzar una SUSPENSIÓN ESTABLE, sin fenómenos de sedimentación o gelificación.

 

2. La línea de producción 

Una vez que se ha preparado y mezclado, la suspensión se lleva a la línea de esmaltado y se introduce en depósitos más pequeños comunicados con la cabina de inyección.
En esta fase, se añade agua y nivelantes para alcanzar los parámetros adecuados en términos de densidad y viscosidad, que permitan una aplicación correcta.

 

Estos valores reológicos tampoco pueden ser standard, ya que varian en función de todos los factores de proceso de cada azulejera. Por lo tanto, esto implica que todas las suspensiones de granilla deben estudiarse previamente en el laboratorio para evitar problemas críticos durante la producción.

 

3. Preparatión de la máquina 

La configuración adecuada de la máquina es la condición previa para la aplicación correcta de la granilla. A continuación, citamos algunos ejemplos a configurar:

 

  1. 1. NÚMERO Y TIPO DE BOQUILLAS
  2. 2. LA DISTANCIA ENTRE BOQUILLAS
  3. 3. DISTANCIA ENTRE LAS BOQUILLAS Y EL AZULEJO
  4. 4. PRESIÓN DE LA APLICACIÓN DE LA PISTOLA
  5. 5. VELOCIDAD DE LA CINTA TRANSPORTADORA

 

Todas las boquillas están provistas de un orificio que puede variar tanto en términos de diámetro como de ángulo de apertura. La dimensión del orificio puede oscilar entre 0,02 y 0,07 pulgadas (0,05 / 0,17 cm), mientras que el ángulo de apertura puede oscilar entre 65 y 130 grados.

4. El problema 

Durante la aplicación de la granilla pueden producirse muchos problemas vitales.
Uno de los más populares y frecuentes es la obstrucción de las boquillas. Dado que hay que desmontarlas, limpiarlas y volver a montarlas, su obstrucción repercute significativamente en el volumen de producción, ralentizando con frecuencia el proceso a lo largo de la línea de esmaltado.

¿Cuáles son las principales causas de la obstrucción?
El origen del problema puede responder a diversos motivos. Vamos a enumerar los más relevantes:

 

A) CONFIGURACIÓN INCORRECTA DE LA MÁQUINA

Incluso antes de analizar los parámetros de la suspensión, la primera recomendación es comprobar la configuración de la máquina, ajustando o cambiando, si es necesario, el tipo de boquillas y la presión aplicada. Esta primera actuación podría, en muchos casos, resolver el problema sin tener que actuar sobre la suspensión en cuanto a granilla y/o aditivos.

 

B) TAMAÑO DEL GRANO ANORMAL

Aunque los fabricantes de granilla sean extremadamente cuidadosos con la calidad de la materia prima, la granilla puede contener a veces granos de tamaño atípico. Estos granos, que superan las dimensiones requeridas, no pueden pasar por los orificios de las boquillas, por lo que obstruyen la máquina de aplicación, deteniendo en muchos casos la producción.

 

 

Este escenario es realmente muy excepcional y poco común y es muy difícil encontrar una solución durante su aplicación. En los casos más afortunados es posible utilizar un tamiz dentro del depósito para retener y eliminar las partículas más grandes. Habitualmente, el procedimiento más común es sustituir la granilla por un lote adecuado. En este suele tratarse de la acción más eficaz.

 

C) BAJA HUMECTABILIDAD DE LA GRANILLA

A veces, la granilla dentro de la solución puede no dispersarse perfecta y homogéneamente en el agua. Esto significa que la granilla se comporta de forma independiente y separada del líquido en el que está contenida (que está compuesto principalmente por agua y aditivos).

El comportamiento de baja humectabilidad hace que la suspensión sea un sistema heterogéneo, produciendo fenómenos muy similares al comportamiento de la arena dentro de un vaso de agua: durante la aplicación, es posible encontrar aglomeraciones de materia en las mismas boquillas.

En estos casos es recomendable el uso de humectantes que pueden ser añadidos previamente durante la preparación de la suspensión o directamente a lo largo de la línea de esmaltado, durante la aplicación.

 

¿Cómo funciona un humectante?

 

Los humectantes son vehículos parcial o ligeramente solubles en agua compuestos por moléculas orgánicas capaces de disminuir la alta tensión superficial del agua.
Esta reducción ayuda a la penetración del agua entre las partículas sólidas en suspensión que retienen aire entre ellas.

El agua, gracias a este proceso, humedece cada una de las partículas facilitando su dispersión homogénea dentro del fluido, produciendo así un fenómeno de desaglomeración. Una vez humedecidas, las partículas de la granilla pueden moverse libremente dentro de la suspensión y deslizarse unas sobre otras, evitando posibles fenómenos de obstrucción en las boquillas.

 

Es importante señalar que tanto la cantidad como el tipo de humectante cambian siempre en función de la solución, así como de las propiedades del agua, el tipo de granilla y los criterios de aplicación.

Sin embargo, el humectante a veces no cumple su objetivo.
En este caso, es necesario estudiar la suspensión dentro de los laboratorios para identificar los vehículos adecuados y más apropiados que puedan adecuarse a la granilla en cuestión.

 

D) SEDIMENTACIÓN LOCALIZADA DE LA GRANILLA

A veces, aunque el sistema sea homogéneo y esté provisto de una adecuada humectabilidad, la ausencia de límite de fluidez (la capacidad de suspender la granilla) junto con los valores de viscosidad baja, pueden dar lugar a fenómenos de sedimentación rápida de la granilla que pueden impedir las fases de aplicación.

 

En estos casos, se requieren dos etapas diferentes:

 

  1. 1. Actuar de inmediato a lo largo de la línea de producción utilizando modificadores reológicos adecuados, capaces de restablecer los valores apropiados en términos de viscosidad, densidad y límite de fluidez (haciendo que el sistema sea más cohesivo).
  2. 2. Una vez solucionado el problema a lo largo de la línea de esmaltado, es conveniente proceder dentro del laboratorio con un nuevo estudio de la muestra de la suspensión analizando y rectificando todos los parámetros.

 

 

Descarga el PDF.



Torna indietro